10 ideas de movilidad sostenible que podemos aprender de Dinamarca

0
1023
Foto tomada de: http://www.visitdenmark.co.uk/en-gb/denmark/transport-copenhagen

Dinamarca es un paraíso para peatones, ciclistas y usuarios del transporte público. Sus políticas de innovación en movilidad sostenible han logrado convertirlo en el único país que compite con Holanda en infraestructura y uso diario de la bicicleta. A continuación les mostramos 10 estrategias que se han puesto en marcha en este país y sin duda han aportado para que sea considerado uno de los que mejor calidad de vida tienen.

  1. Transporte público en Copenhague

Hay incentivos y subsidios para que las personas prefieran el transporte público por encima del auto particular. Por su puesto que tenga uno de los mejores sistemas de transporte del mundo también ayuda a que el 75% de los habitantes de esta ciudad usen bici o bus para sus recorridos cotidianos.

  1. Semáforos con sensores de lluvia en Odense

El gobierno de Odense decidió instalar semáforos inteligentes que detectan cuando está lloviendo para darle prioridad a los que van en bici o a pie por encima de los autos y que así se mojen menos.

  1. Estación de transporte integrado en Køge

En esta ciudad cercana a Copenhague están terminando de construir una enorme estación de transporte que está diseñada para conectar autos, peatones y ciclistas con trenes y buses. Se espera que sea usado por más de 9000 personas al día.

  1. Las superautopistas

Con una alianza entre la capital del país escandinavo y su región circundante, se construyó en 2012 la primera superautopista para bicicletas que desde entonces ha aumentado en un 52% el uso de este medio de transporte la zona central de Dinamarca. Actualmente, se planea la construcción de 28 superautopistas más en los próximos 50 años.

  1. Semáforos inteligentes para bicis en Copenhague

De nuevo en Copenhague, la idea es instalar semáforos con sensores que identifiquen cuando se acerca un grupo de 5 o más ciclistas, o cuando están esperando a que cambie la luz, para que automáticamente les de paso.

  1. Vagones bici-amigables en el tren

Los Ferrocarriles Estatales de Dinamarca rediseñaron sus vagones para que los ciclistas pudieran subir y bajar fácilmente de ellos. Esto no se hizo a expensa de los demás pasajeros ya que la capacidad del medio de transporte ha venido en aumento. Esto a hecho que los ciudadanos puedan viajar distancias mayores sin tener que recurrir al automóvil, provocando congestión.

  1. Semáforos inteligentes para buses en Valby

Con un sistema equivalente al de los semáforos para bicis de Copenhague, en la ciudad de Valby se han instalado cámaras en los semáforos para detectar autobuses de servicio público y aumentar la probabilidad de que este medio de transporte encuentre luces verdes a su paso.

  1. Intercambio energético entre autos y ciudad

Además de promover el uso de vehículos eléctricos con estaciones de servicio en muchos puntos clave de la ciudad, los daneses ahora pueden “vender” la energía que llevan en sus autos de nuevo a la ciudad, dependiendo de las necesidades energéticas en toda la región.

  1. Sistema público de autos eléctricos

En Copenhague se está poniendo a prueba el primer sistema de préstamo de autos eléctricos. Además de la posibilidad de proveer transporte público personalizado, el sistema está integrado a los demás modos por medio de una misma tarjeta. Por si fuera poco, los autos eléctricos recopilan información que permite identificar los patrones de uso y los lugares más óptimos para construir estaciones de servicio.

  1. Combustibles innovadores en los buses públicos

Dinamarca también ha decidido utilizar los BRT, es decir autobuses con carriles exclusivos como los que ya son comunes en varias ciudades latinoamericanas. Sin embargo, han decidido hacerlo a su manera: experimentando con diferentes combustibles para encontrar la modalidad más sostenible. Buses eléctricos, a gas, híbridos e incluso algunos que funcionan con un combustible hecho 100% de desperdicios industriales, ruedan por las ciudades danesas, brindando información valiosa para identificar cuál será el verdadero transporte del futuro.

 

Como vemos, algunas de estas soluciones parecen sacadas de la ciencia ficción, pero otras tienen que ver más con decisiones políticas que dan prioridad a medios sostenibles y públicos de transporte. Esperamos que, con la creatividad que nos caracteriza a los latinoamericanos, pronto empecemos a innovar con el transporte en nuestras ciudades.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí