12 consejos rápidos para comenzar a ir en bici por la ciudad

1
1847
Foto tomada de: http://www.ciclosfera.com/wp-content/uploads/2014/04/Bogot%C3%A16-e1415986622829.jpg

En el equipo de El Bicitante contamos con varios ciclistas urbanos, tanto expertos como principiantes. A partir de nuestra experiencia presentamos doce consejos para que tu experiencia sea mucho mejor.

No circules por el andénSalvo que seas un niño o niña de menos de 10 años en una bicicleta con rueditas o  estés en la cicluruta, no hay nada más frustrante que ir por el andén caminando y que te adelante un ciclista a alta velocidad. Los peatones son el colectivo menos protegido de la ciudad, tienen que aguantar ruidos, están expuestos a atropellos, confinados en andenes estrechos y a desvíos absurdos para no molestar a los carros. No les compliques más la vida.

Usa todo tu carril responsablemente

Legalmente, las bicicletas tienen que circular por la calzada, por el carril situado más a la derecha. Siempre que puedas utiliza tu carril circulando por el centro del mismo. Ir en un lateral hará que los autos te adelanten sin cambiar de carril, lo que es extremadamente peligroso: la fuerza del carro o un pequeño toque pueden desestabilizarte y hacerte caer al suelo. Sumado a esto, andar muy pegado al andén es peligroso porque puedes encontrarte con peatones y rejillas de alcantarillas. Los ciclistas tenemos el mismo derecho a la vía que un auto, pero debemos ser responsable y conscientes de que somos un vehículo de baja velocidad para evitar ponernos en peligro o interrumpir el tráfico, especialmente el del transporte público.

No es una carrera

No engañamos a nadie: las bicicletas van más despacio que los autos, ya sea porque no podemos ir haciendo un sprint continuo o porque los coches no respetan las velocidades máximas en ciudad. ¿Y qué? No estamos compitiendo, estamos yendo de un sitio a otro. No te ofendas ni te preocupes porque te adelanten los coches, es lo más normal del mundo. ¿Qué sentido tiene competir con alguien que no conoces de nada y a quien no vas a volver a ver jamás?

Si llevas detrás un carro y te pone nervioso, anímale a que te adelante. Es muy posible que te lo encuentres parado en el siguiente semáforo. Y ver la cara de un conductor nervioso al ver que te encuentras con él en cada semáforo es uno de los mayores placeres de ir en bici.

Planea tu ruta

Ir en bici no es lo mismo que ir en bus, en auto o en metro. Muchas veces la ruta más corta, la más rápida e incluso la que tenga más bici-carriles puede no ser la mejor. Tómate el tiempo de revisar la ruta en cualquier servicio de mapas en línea y ten en cuenta factores como la cantidad del tráfico, el estado del pavimento, la inclinación, la seguridad y por supuesto, el paisaje y la tranquilidad. Date unos días para probar diferentes rutas y elige la que más te guste según el destino o la hora. Siempre es bueno hacer la ruta de ir al trabajo en un día de descanso, para poder escoger el mejor camino sin la presión de ir con afán. Encontrar rutas y parajes secretos de tu ciudad es uno de los grandes placeres del ciclismo cotidiano.

Marca tus maniobras

¿Vas a girar? ¿Necesitas que te dejen pasar a otro carril porque en el tuyo hay un autobús detenido o un coche aparcando? ¿Debes detenerte?. Haz un gesto con tu brazo para indicarlo y te sorprenderá lo bien que reaccionan el resto de conductores.

Respeta las normas

Los semáforos en rojo son para detenerse, las calles en dirección prohibida no son para entrar en ellas… no podemos ser vehículos cuando nos conviene y peatones cuando no. Si quieres que te respeten, y que los demás ciudadanos tomen en serio la bicicleta como medio de transporte, respeta las reglas con sentido común. Incluso evitarás accidentes.

Si te pitan… sonríe

Pese a lo que puedas imaginarte, la mayoría de conductores no son agresivos. Si no haces locuras, te costará encontrarte con alguno. Pero hay de todo en el mundo, y si te encuentras con que un conductor te toca el claxon por ir en bici (ojo a que no sea por algún otro motivo) simplemente gírate y sonríe. No hay nada que les desconcierte más. Aún existen muchos conductores que no aprenden a compartir la vía con los ciclistas y hay que hacerles ver que la calle no es solo suya, que la bici ha llegado para quedarse y que somos más felices que ellos.

Casco sí, casco no

Hay muchas opiniones acerca de llevar casco o no. La ley lo aconseja pero no obliga, y la decisión es tuya,  pero sé consecuente con ella. En el Bicitante consideramos que las ciudades son aún peligrosas para los ciclistas y no está de más proteger la pare más importante de tu cuerpo. Si lo que te preocupa es que sea horrible, elige uno de diseño: hay muchos en las tiendas especializadas que te harán olvidar esos horribles diseños brillantes que te hacen parecer una hormiga. Si te preocupa que se te dañe el peinado, también te tenemos la solución aquí.

De noche, hazte ver

Es una locura, y además ilegal, circular de noche sin luces. Tu bici debe contar con una luz frontal y una trasera,  y tu debes ir con ropa reflectiva. Recuerda que este equipamiento, más que para ver, es para que te vean, así que no te preocupes si el chaleco reflectivo no es el último grito de la moda. En una calle medio oscura, de noche, una figura tan pequeña como un ciclista puede ser invisible para un conductor. No lo permitas.

La música y las llamadas, mejor en casa

Aunque no en todas las ciudades está prohibido ir escuchando música o hablando por teléfono con audífonos mientras circulas en bicicleta, al hacerlo pierdes uno de los sentidos más importantes para estar alerta y reaccionar en la vía. A pesar de que llevar una bici no parezca algo especialmente difícil, necesitas tener tus cinco sentidos en ello, y anular uno de ellos no parece muy inteligente.

Asegura bien la bici

Nuestro consejo es que intentes guardar tu bicicleta en un sitio adecuado de parqueo. Siempre vale más la pena gastar una pequeña cantidad de dinero que perder tu bici. Si esto no es posible,  ata siempre tu bici a estructuras fijas, difícilmente desmontables y cuanto más a la vista, mejor. Piensa que un ladrón preferirá trabajar en un callejón apartado que en una calle con cientos de personas viéndole. Utiliza como medida principal los candados en U, ya que las cadenas tradicionales se cortan en segundos con el equipamiento adecuado. Si quieres saber más sobre cómo evitar robos, puedes encontrar más consejos aquí.

Disfruta

Esto último no es un consejo como los demás, pero sí es importante: disfruta yendo en bici, vive la ciudad, pásala bien y aprovecha las sensaciones que solo se disfrutan en bici: una vista privilegiada de los edificios de nuestra ciudad, el viento en la cara, la sensación de que semana a semana mejora tu forma física, las cuestas abajo, las miradas cómplices con el resto de ciclistas…etc.

Fuente: Fernando de Córdoba en ecomovilidad.net

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí