Cómo ‘cortar el círculo’ del robo de bicicletas

0
2119

A la par del aumento del número de ciclistas en las ciudades, crece el interés por contar con mejores bicicletas para movilizarse y también la atracción de los ladrones hacia ellas. El robo de bicicletas es un mal que no solo afecta a las urbes latinoamericanas sino a cientos alrededor del mundo.

No todos los hurtos son realizados bajo la modalidad de atraco, algunos son facilitados por el exceso de confianza o falta de instrumentos efectivos para asegurar las bicicletas, por eso es importante ver estas recomendaciones para prevenir y ‘cortar el círculo’ del robo de nuestros medios de transporte:

  • No confiar en extraños: Esta modalidad es la más antigua, pero increíblemente aún sigue siendo efectiva. Normalmente, en la ciclovía o en la cicloruta se acercan personas, bien vestidas, incluso con bicicletas de alta gama que inician una conversación y se identifican como miembros de algún club o colectivo, o como dueños de una tienda de bicicletas. Así, se ganan la confianza de los ciclistas para desviarlos de su camino y separarlos de su bicicleta por medio de engaños. Muchas veces se encuentran “casualmente” con algún conocido y uno de los dos termina “estrenando” nuestra bicicleta.
  • Asegurar bien la bicicleta: Otro error común es el de “dejé mi bicicleta asegurada con una guaya y…”. Aunque la flexibilidad y economía de este tipo de candados los hace muy prácticos, también le hacen fácil el trabajo al ladrón, que con una cizalla puede cortar la guaya y llevarse la bicicleta sin ningún problema. Obtén un candado u-lock. Adicionalmente a tener un buen candado, es casi igual de importante saber asegurar bien las partes más importantes de nuestras bicicletas. Por ejemplo, nunca se debe asegurar la bicicleta únicamente de la rueda delantera, ya que es la más fácil de quitar. De hecho hay una página dedicada a mostrar las formas más inútiles de amarrar una bicicleta.
  • Parquéala en un lugar seguro: En la ciudad existen múltiples parqueaderos con espacios para bicicletas, muchos gratuitos, otros con tarifas razonables. Antes de salir consulta dónde puedes parquear, si debes hacerlo en la calle asegúrate que sea en un lugar visible y donde exista una estructura rígida que permita usar el candado. Siempre valdrá más la pena gastar algunas monedas que perder tu bicicleta.
  • No compres robado: Nunca sobra recordar que, además de los ladrones, los que mantienen vivo el círculo vicioso del robo de bicicletas son los que comprar artículos robados. Si queremos cortar de raíz el problema, tenemos que comprometernos en este aspecto. Si no lo hacemos todos, no funciona.

Finalmente, unidos podemos cortar el círculo vicioso del hurto de bicicletas, prevén y reporta los casos de robo, los sectores peligrosos y las modalidades utilizadas, de esta forma podrás alertar a otros ciclistas.

Te invitamos a usar los hashtags #NoMásGuayas y #NoMásRobosdeBicis para prevenir más incidentes de inseguridad.

 

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí