Ciclismo Colombiano: gloria en el exterior, olvido dentro del país

0
1454
Foto tomada de: https://www.youtube.com/watch?v=Dm7Q9NlqI9Y

Decir que en Colombia falta apoyo al deporte es casi un lugar común. Deportistas que han logrado cupos para representar al país en los Juegos Olímpicos tienen que buscar recursos propios para entrenar y ni siquiera el fútbol, que es el deporte más popular del país, tiene el apoyo suficiente, especialmente en sus categorías juveniles y femeninas. Ahora, tal vez uno de los casos más extremos es el del ciclismo que ha sido el deporte que más gloria internacional le ha dado al país, y cuya afición se remonta a inicios del siglo XX, incluso antes de que existiera una liga profesional de fútbol.

Además de tristes casos de jóvenes promesas –futuros ‘Nairos’ y ‘Rigos’- que no tienen elementos adecuados para entrenar y desperdician su talento, esta semana se ha generado un gran escándalo debido a las condiciones en que se ha corrido la Vuelta al Tolima. Han surgido denuncias sobre la falta de equipo mínimo, como rampas de salida para las pruebas de contrarreloj, también sobre cambios de última hora debido a que los entes encargados no otorgan permisos para que se cierren las vías necesarias y hasta el hecho de que los juveniles no pueden correr porque el evento se organizó al mismo tiempo que la Vuelta de La Juventud.

Un último aspecto sobre el que se ha llamado la atención es la gran disparidad entre los premios en efectivo que se otorgan a las categorías masculina y femenina, ya que en ésta última se pueden encontrar premios por etapa de tan solo 30.000 pesos. Esto, como muchos de los aficionados al ciclismo de ruta sabrán, no alcanza ni para el alimento necesario para participar en un evento deportivo. No es claro a quién se debe atribuir la responsabilidad frente a tales situaciones, pero hasta ahora la Federación Colombiana de Ciclismo ha expresado poco interés por las denuncias.

En El Bicitante nos interesa principalmente el ciclismo urbano y cotidiano, pero es imposible no preocuparnos por todos esos ciclistas que están dando sus primeras pedaladas y que en un futuro pueden representar al país. Asimismo, estamos convencidos de que entre más respeto y aprecio se tenga por los grandes ciclistas de alto rendimiento, más se tendrá por los que salimos todos los días a enfrentarnos a la ciudad en nuestras bicis.

 

 

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí